La desigualdad se cronifica en la Comunidad de Madrid

El informe AROPE de la Red Europea de Lucha Contra la Pobreza es muy claro: la pobreza en Madrid sigue aumentando -3,5 puntos en dos años- y está localizada en el sur de la Comunidad.

 

El último informe AROPE -siglas en inglés que significan en riesgo de pobreza y exclusión-,. publicado a finales de 2017 por la la European Anti Poverty Network, la Red Europea de Lucha Contra la Pobreza. , señala que el porcentaje de población en riesgo de pobreza en la Comunidad de Madrid ha aumentado 3,5 puntos en los últimos dos años, unos datos que se oponen al relato político del fin de la crisis.

Este informe nos demuestra cómo no sólo aumenta la incidencia de la pobreza -es decir, cuántos pobres hay- sino también su profundidad -cómo de pobres son-. Para ello han desarrollado el indicador de la brecha de pobreza, que ilustra qué ingresos adicionales necesitaría un individuo para dejar de estar bajo el umbral de pobreza. Esta cifra se incrementó en un 14,5% en el lustro 2010-2015, es decir, si en el año 2009 en nuestro país se establecía el umbral de pobreza en 739,7 euros por cada persona, este número ahora sería un 14,5% mayor, ahora estaríamos hablando de 846 euros -aunque estas cifras varían porque al empobrecerse el conjunto del país, varían también estos indicadores, y la cifra que indica el Instituto Nacional de Estadística es de cerca de 684 euros por mes-.

No obstante, si la Comunidad de Madrid está casi 5.000€ por encima de la media nacional en términos de renta media por hogar según el mismo INE en el año 2016, la explicación para estos datos de pobreza tiene que ser algo más profunda.

Según el sociólogo y miembro de la asociación en defensa del sur de Madrid “Sentido Sur”, Andrés Aganzo, la clave está en la desigualdad dentro de la región, y señala el gran perjudicado, el sur.

Para el sociólogo, los municipios metropolitanos del sur de Madrid siguen atravesando una situación económica difícil, con un paro proporcionalmente más alto que los municipios del norte. Aganzo da una causa fundamental, “el progresivo desmantelamiento del tejido industrial de la comarca, históricamente con alta densidad de empleo y valor añadido” que está siendo reemplazado por la “concentración de las actividades de almacenaje y de distribución minorista, respectivamente, en grandes naves logísticas progresivamente robotizadas y en inmensos hipermercados y otras grandes superficies especializadas”.

Si acudimos a los datos esta desigualdad es muy clara: vamos a tomar como ejemplo la tasa de paro registrado de Pozuelo de Alarcón, el municipio más rico en términos de renta y Parla, el peor parado de la CCAA.

El gráfico muestra cómo el peor dato de la serie para Pozuelo, 8,57% en 2013, apenas supera en un par de décimas el mejor dato de la serie parleña (8,59%, 2006). En el año más duro de la crisis, 2013, la  de tasa de desempleo llegó a alcanzar una diferencia del 14,7% entre los dos municipios (fuente: datosmacro.com).

 

Fuente: datosmacro.com

La desigualdad, en todo caso, no se queda en los datos macroeconómicos. Desde la asociación Sentido Sur denuncian que esta progresiva desindustrialización, junto con las propias características socioeconómicas y demográficas de las comarcas del sur madrileño, tienen también otros efectos como la mayor incidencia de problemas de salud relacionados con la contaminación medioambiental, por lo que defienden que “se desarrollen políticas de reequilibrio estructural dentro de la Comunidad que combatan la diferencia que supone nacer al sur o al norte de una Comunidad tan pequeña como la nuestra”.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin